Analizan la relación entre los residuos medicamentosos veterinarios y la resistencia antimicrobiana por consumo de carne de cerdo

Un estudio bibliográfico elaborado por el instituto francés Ifip y financiado por Inaporc ha detectado una baja incidencia en el desarrollo de resistencia a los antibióticos por el consumo de carne de cerdo a raíz de los residuos medicamentosos que puedan estar presentes en la carne de cerdo.

El trabajo manifiesta que en los últimos 10 años se ha producido una fuerte reducción de los niveles máximos de residuos (LMR) presentes en la carne de este tipo, legislados a través de reglamentos europeos desde mediados de la década de los 90.

Según el trabajo, a lo largo de 2008, de 4.000 controles realizados solo se encontró un caso positivo por lo que se considera que el riesgo de presencia de este tipo de productos es muy bajo.

Respecto a la presencia de bacterias resistentes a los antibióticos dentro de la carne, el estudio manifiesta que la propia EFSA ha determinado que es muy difícil de caracterizar. Sin embargo, el control de la higiene en todas las fases de la cadena cárnica ha permitido reducir el nivel de contaminación de estas bacterias capaces de transmitir este tipo de enfermedades.

Ante esto, el estudio considera que el riesgo de una posible contaminación bacteriana por el consumo de carne de cerdo es muy reducido aunque también reclaman nuevos estudios para mejorar el conocimiento sobre este tipo de temas.