Apicultura: cómo proteger a las abejas y el mercado de la miel en Europa

España es el principal productor de miel en la Unión Europea. Su producción, sin embargo, no es suficiente, y la UE tiene que recurrir para su consumo a la importación del edulcorante, sobretodo de China, lo que conlleva su falsificación y la reducción de su calidad.

Para atajar este problema, el Parlamento Europeo presentó el 23 de enero un informe en el que pide reforzar el apoyo al sector de la apicultura europea. El documento realizado por el eurodiputado húngaro Norbert Erdős reclama incrementar la financiación de los programas nacionales apícolas y medidas para proteger las razas de abejas locales y regionales. Además, afirma que es necesario prohibir los pesticidas dañinos, aumentar la investigación y fomentar los programas de reproducción para mejorar la salud de estos insectos.

El mercado europeo de la miel

En la Unión Europea hay alrededor de 600.000 apicultores y 17 millones de colmenas. Éstos generan 250.000 toneladas de miel cada año, lo que sitúa a la Unión como el segundo productor mundial de este edulcorante después de China. España, Rumanía y Hungría, según un estudio de la Comisión Europea, fueron los países de la UE que más miel produjeron en 2015.

Sin embargo, la UE no produce suficiente miel para cubrir su propio consumo y recurre sobretodo al país asiático para importarla.

Más info en Europa.Eu