Balance de nitrógeno e inventario de emisiones de gases

Las actividades ganaderas contribuyen a la emisión de gases de efecto invernadero y de otros contaminantes a la atmósfera. La fermentación entérica de los herbívoros libera directamente metano (CH4), mientras que su excreta emite, además de metano, amoniaco (NH3), óxidos de nitrógeno (NO, NO2, N2O) y otros compuestos orgánicos volátiles no metánicos (COVNM). Por otra parte, las tareas necesarias para la cría y manejo del ganado y de su excreta generan material particulado que permanece en suspensión aérea y que puede afectar a la salud humana y al balance radiativo del sistema Tierra-atmósfera.

El Sistema Español de Inventario (SEI) tiene la responsabilidad de calcular el total de emisiones de cada uno de los contaminantes citados, para cada una de las categorías y actividades ganaderas consideradas por la normativa internacional y de la UE Estas emisiones deben ser estimadas de acuerdo con directrices establecidas por el Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC) y el Programa Europeo de Evaluación y Control Ambiental (EMEP/EEA). Adicionalmente, el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente debe elaborar anualmente un “Balance de Nitrógeno y Fósforo en la Agricultura Española” (BNAE) para dar respuesta a los requerimientos de Eurostat.

Más info en mapama.gob.es