El azufre de levadura ayuda a seguir la pista a las proteínas animales

Investigadores de la Universidad de Oviedo han marcado el azufre de la levadura de la cerveza como un método no radiactivo, de tal forma que al dársela de comer a ratas de laboratorio se puede rastrear el camino que sigue este elemento y analizar los aminoácidos y las proteínas donde se va incorporando. La técnica puede ser muy útil para estudiar in vivo el metabolismo de este micronutriente y ver como actúan los fármacos azufrados en el organismo.

Hasta ahora los científicos han estudiado el metabolismo del azufre, un elemento esencial en todos los organismos vivos, mediante isótopos radiactivos, sobre todo con el azufre -35. Pero ahora científicos de la Universidad de Oviedo han ideado una técnica para hacerlo con un isótopo estable -no radiactivo-: el azufre-34.

“La presencia de azufre es especialmente relevante en la composición de la cisteína y la metionina, dos aminoácidos fundamentales en la formación de proteínas animales”, destaca a SINC Justo Giner Martínez-Sierra, doctor en química de la Universidad de Oviedo y coautor del trabajo. “Y resulta realmente innovador disponer de una metodología que permita seguir la pista de este elemento evitando los riesgos asociados a la radiación.

Accede a la noticia completa en Agrodigital.com