Confirmada la prohibición sobre la ractopamina

Los Ministros de Agricultura de la UE han confirmado su decisión de mantener la actual legislación comunitaria en relación con los beta-agonista, que implica la prohibición de su uso así como la importación de carne procedente de animales tratados con promotores de crecimiento, como la ractopamina.

Esta confirmación pública se ha realizado debido a que en la 35 sesión del Codex Alimentarius celebrada en julio pasado, se consiguió establecer un límite máximo de residuos (LMR) de la ractopamina para la carne de vacuno y de porcino. Esta decisión se obtuvo con una mayoría simple de tan solo dos votos a favor por encima de los que estaban en contra y tras varios años de intento por los países, como EEUU, donde esta sustancia está autorizada.

El Consejo de la UE ha pedido a la Comisión que mantengan medidas efectivas para asegurar que los terceros países donde la ractopamina está autorizada, tengan un efectivo sistema dual que permita la producción de carne libre de ractopamina de cara a la exportación hacia la UE. Además, el Consejo ha pedido que la Oficina Veterinaria y Alimentaria continúe priorizando las auditorías de medidas de control en los países exportadores hacia la UE.

La ractopamina es un beta-agonista, promotor del crecimiento de los cerdos y ganado vacuno, que está prohibido en la UE desde 1989, si bien, su uso está aprobado en 26 países como EEUU, Australia, Brasil, Canadá, Indonesia, México, Filipinas y Corea del Sur. Además de en la UE, otros países en los que está prohibido su uso son China, Taiwán, Rusia, India, Turquía, Irán, Egipto, Kenia, Zimbabwe que ya expresaron en julio su intención de mantener la prohibición

La Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) emitió un dictamen en el que señalaba que no hay datos suficientes para hacer una propuesta de LMR para la ractopamina y que por lo tanto, los riesgos para la salud humana no se pueden descartar.

Fuente  : agrodigital.com