El Gobierno aplazará hasta septiembre o enero la subida del IVA sanitario

Balón de oxígeno para las empresas sanitarias y las comunidades autónomas. La subida del IVA que grava una gran parte de los productos sanitarios del 10% al 21%, fijada por el Tribunal de Justicia de la Unión Europea en una sentencia del 17 de enero de 2013, podrá retrasarse aún unos meses más. El fallo establecía que productos como las gafas, las lentillas y los equipos médicos dedicados a diagnosticar o curar enfermedades (TAC, resonancias magnéticas o radiografías, entre otros) debían ser gravados con el tipo general del 21%, lo que suponía un golpe en la línea de flotación de los fabricantes, que verían encarecido su producto (la carga fiscal de una máquina de 10.000 euros pasaría de 1.000 a 2.100 euros), y para las autonomías, que verían reducido de forma abrupta su presupuesto para gasto médico.

Más información en cincodias.com