Importante paso adelante para el análisis de la marcha de los caballos

Una investigación entre la University of Copenhagen y The Royal Veterinary College en el Reino Unido, ha utilizado sensores para medir y cuantificar con precisión los movimientos de las extremidades del caballo fuera del tradicional laboratorio de análisis de marcha.

Los caballos que desarrollan una cojera son una de las mayores fuentes de frustración para los propietarios y los veterinarios. Lo mismo se aplica para la enfermedad de Wobblers (ataxia), donde las anomalías del crecimiento o la osteoartritis ejercen presión sobre la médula espinal causando la marcha atáxica. Al menos uno de cada cien caballos desarrolla la enfermedad de Wobblers, y a menudo, como consecuencia el caballo tiene que ser sacrificado. Tanto la cojera como la enfermedad de Wobblers tienen un efecto en el modo de andar de los caballos, y hasta ahora los veterinarios sólo han sido capaces de estudiar el movimiento del caballo en un laboratorio de análisis de marcha, que comúnmente sólo permite el estudio de unos pasos a la vez en una línea recta.

Más información en Argos.PortalVeterinaria.com