Investigadores de Berkeley rejuvenecen las células de un grupo de ratones

Gracias a la infusión de células madre de la sangre de ratones envejecidos con un gen de la longevidad han logrado rejuvener las células madre de estos animales y crear «ratones viejos con sangre joven». Este nuevo estudio representa un gran avance en la comprensión de los mecanismos moleculares de envejecimiento al tiempo que proporciona una nueva esperanza para el desarrollo de tratamientos específicos para la edad relacionados con las enfermedades degenerativas.
Los biólogos, cuyo trabajo se publica en Cell, descubrieron que la proteína SIRT3, perteneciente a la clase conocida como sirtuinas, tiene un papel importante para ayudar a células madre envejecidas en hacer frente al estrés. Así, cuando infundieron la citada proteína a las células madre sanguíneas de los ratones envejecidos, la terapia promovió la formación de nuevas células sanguíneas, lo que evidencia un cambio en el declive relacionado con la edad en la función de las células madre envejecidas.
«Sabíamos que la sirtuinas regulan el envejecimiento, pero este estudio es el primero que demuestra que éstas pueden revertir el envejecimiento asociado a la degeneración», señala, Danica Chen, de la Universidad de California.

Podéis leer el artículo completo en : abc.es