La variación de la presión del pulso es útil para predecir la respuesta a fluidos

La fluidoterapia dirigida por objetivo (GDFT) basada en la variación de la presión del pulso (PPV) se usó en perros anestesiados sometidos a cirugías abdominales*. Los objetivos fueron:

1) Evaluar la tasa de éxito de la PPV en la detección de la capacidad de respuesta de los fluidos, definida como un aumento ≥ 10 % en el volumen sistólico (SV) como respuesta a un bolo de fluido (intervención);

2) Evaluar la correlación entre PPV, variación de presión sistólica (SPV), índice de variabilidad pletismográfica (PVI) y presión venosa central (CVP) y

3) Si la correlación entre PPV y PVI era correcta, establecer el valor umbral para el PVI que predeciría un valor de PPV ≥ 13 % e indirectamente discriminaría a los que responden de los que no responden a la terapia de fluidos.

Para ello se diseñó un estudio clínico, prospectivo, intervencionista, en un total de 63 perros que tenían que acudir a la consulta para procedimientos abdominales.

Más info en Argos.PortalVeterinaria.com