Los huevos de gallinas camperas alimentadas con bellotas contienen más ácidos grasos omega 3

Los investigadores madrileños que han llevado a cabo el estudio piensan que es una oportunidad para un nuevo aprovechamiento de bosques y dehesas y de poner en el mercado un producto gourmet de temporada: el huevo procedente de gallinas en libertad durante la temporada otoño-invierno.

Una investigación llevada a cabo por el Instituto Madrileño de Investigación y Desarrollo Rural, Agrario y Alimentario (IMIDRA) ha puesto de manifiesto que los huevos de gallinas camperas alimentadas con bellotas presentan mayor contenido en ácidos grasos omega 3.

Los resultados del trabajo determinaron que los huevos de gallinas camperas que recibieron suplementos de bellota en su alimentación presentaron características organolépticas diferenciales, en particular en el color y la textura de la yema, y presentan un valor nutricional muy superior. Así lo puso de manifiesto el viceconsejero de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, Enrique Ruiz Escudero, en el transcurso de una presentación y degustación de propuestas cocinadas por el chef Jesús Almagro, a modo de desayuno, elaboradas con estos huevos.

Más información en Albeitar.PortalVeterinaria.com