Neumonía canina causada por Streptococcus equi subsp. zooepidemicus

Se presentó en la consulta un Doberman macho, de 7 meses de edad y 35 kg de peso, que vivía en una casa con jardín; los fines de semana lo llevaban a un picadero de caballos y pasaba las vacaciones en el pueblo. El animal llevaba unos días más decaído y con poco apetito. La última noche la había pasado muy intranquilo y temblaba un poco, apenas había querido pasear, no quiso comer y las heces eran un poco blandas. Mostraba una tos “arrastrada” y mocos verdes. La auscultación fue normal y no tenía fiebre. Se realizó una radiografía de tórax y se observó una densidad pulmonar compatible con zona neumónica (figura 1).

 

Figura 1. Proyección laterolateral derecha del tórax con patrón alveolar por neumonía. Se observan áreas de densidad de tejido blando con broncogramas aéreos.

Se inició un tratamiento con un antibiótico de amplio espectro, amoxicilina/ácido clavulánico en dosis de 15 mg/kg cada 12 h. A los tres días, el perro se encontraba activo y con apetito. Sin embargo, 12 días más tarde, el perro volvió a estar muy decaído, paseaba poco y enseguida se tumbaba; presentaba mocos verdes.

Se hizo una hemocitología para evaluar el estado general del paciente y la respuesta a la infección y se descubrió leucocitosis con neutrofilia, desviación izquierda, linfopenia y monocitosis con presencia de inmunocitos.

Más info en Argos.PortalVeterinaria.com