Orden de sacrificio para un perro en contacto con el can con rabia de Toledo

La Consejería de Agricultura de Castilla-La Mancha ha ordenado el sacrificio y su posterior incineración de uno de los siete perros que se encuentran aislados en Numancia de la Sagra por estar en contacto con el can afectado por la rabia que mordió a tres niños en la ciudad de Toledo.

Según publica el Diario Oficial de Castilla-La Mancha (DOCM) en su edición de este jueves y recoge Europa Press, el método utilizado deberá producir la muerte inmediata o la pérdida inmediata de conocimiento del animal. La inducción de la pérdida de conocimiento no deberá causar reacción de aversión, ni ansiedad, dolor, angustia o sufrimiento evitables al animal.

Noticia completa en: EuropaPress.es