Pulmón del cuidador de aves: una neumonitis por hipersensibilidad

Aficiones como la crianza de palomas, de gallinas en un corral (particular o en grandes granjas avícolas) o tener por mascotaa un simpático periquito, una pareja de agapornis, un canario cantor, un loro o un ave de cetrería, como el halcón peregrino, pueden ser perjudiciales para la salud pulmonar.

El contacto con estas aves se ha relacionado con el desarrollo de una inflamación del pulmón (neumonitis) denominada “pulmón del cuidador de aves”. Se produce por la inhalación de productos orgánicos derivados de animales o plantas. Está considerada una enfermedad respiratoria minoritaria o rara, ya que afecta a menos de 30 casos por cada 100.000 habitantes. Se estima que, en España, podría haber 25.000 casos, muchos de ellos sin diagnosticar.

Podéis ver el artículo completo en : consumer.es