Reseña Histórica

colegio foto

El Colegio de Veterinarios a principios de siglo

El colegio de veterinarios de Cáceres tiene su origen el 13 de julio de 1906, mediante la publicación en la Gaceta de Madrid de su reconocimiento como corporación oficial. Tras un comienzo titubeante, con grandes fases de letargo, como ocurre en la mayoría de los provinciales de España, es a partir de 1922 con la obligatoriedad de colegiación cuando se produce el despegue definitivo que llega hasta nuestros días. El acto de constitución tuvo lugar en el salón de sesiones de la Excelentísima Diputación de Cáceres, en el transcurso del cual se eligió como primer presidente a D. Antonio Moraleda Burillo, la primera sede colegial se emplazó en una vivienda de la calle Margallo, donde permaneció hasta finales de los años 30, pasando a una vivienda de la Avenida de la Montaña 13, hasta los años cuarenta, cuando, se adquirió en propiedad, con la aportación económica de todos los colegiados, una casa de 2 plantas ubicada en el numero 28 de la misma calle, espacio que no se abandonaría ya salvo el breve tiempo que duraron las obras de construcción del edificio que alberga la sede actual, que se producen en 1973 bajo la presidencia de D. Ángel Martín Calama.

SOBRE XV-424

Desde el inicio hasta el día de hoy, un total de 16 compañeros han ejercido el cargo de presidente comenzando por D. Antonio Moraleda Burillo, a quien le siguieron por orden cronológico, D. Sebastián Criado Valcárcel, D. José de Pablos Valverde, D. Serafín Daza Andrada, D. Emilio Riego Blanco, D. Indalecio González Galán, D. José Casas Sánchez, D. Pedro Canelo Fernández, D. Francisco Espino Pérez, D. Fernando Bullón Infante, D. Dámaso Ignacio Gordo Sánchez, D. Ángel Martin Calama, D. Manuel Murillo Mariscal, D. Gabriel Sancho Caballero, D. Julio Jesús Tovar Andrada y D. Juan Antonio Vicente Báez (actual Presidente), cada uno de los cuales con su singular forma de ejercer el cargo, siempre positiva, buscando el mejor beneficio del colectivo, fueron marcando etapas, que en su conjunto constituyen la historia de este colegio.

ATONIO MORALEDA BURILLO
SEBASTIAN CRIADO VALCÁRCEL
(16-9-1922 AL 03-11-1925)
(04-11-1925 AL 02-01-1928)
JOSÉ DE PABLOS VALVERDE
SERAFÍN DAZA ANDRADA
(03-01-28 AL 10-09-29)
(11-9-1929 AL 29-02-1931)
EMILIO RIEGO BLANCO
INDALECIO GONZÁLEZ GALÁN
(01-03-1931 AL 23-09-1933)
(24-09-1933 AL 25-09-35
JOSÉ CASAS SÁNCHEZ
PEDRO CANELO FERNÁNDEZ
(26-09-1935 AL 06-10-1937)
(07-10-1937 AL 02-12-1940)
(18-09-1954 AL 11-03-1956)
(04-08-1943 AL 18-08-1954)
(12-03-1956 AL 16-05-1962)
FRANCISCO ESPINO PÉREZ
FERNANDO BULLÓN INFANTE
(21-01-1941, 03-08-1943)
(17-05-1962 AL 29-04-1965)
DÁMASO I. GORDO SÁNCHEZ
ÁNGEL MARTÍN CALAMA
(30-04-1965 AL 09-06-1968)
(10-06-1968 AL 17-06-1983)
MANUEL MURILLO MARISCAL
GABRIEL SANCHO CABALLERO
(16-06-1983 AL 28-11-1989)
(28-11-1989 AL 20-12-2000)
JULIO JESÚS TOVAR ANDRADA
(21-12-2000 AL 19-10-2004)

– Todos los cambios relatados anteriormente conducen a una tercera etapa que se extiende a lo largo de la última década del siglo XX, en la que impera un nuevo modelo de inspección sanitaria que nos llega de Europa y que induce a una reestructuración de los servicios veterinarios oficiales, el veterinario titular reflejo de nuestra profesión en los últimos 50 años da paso a una nueva figura, el veterinario facultativo sanitario, con dedicación exclusiva a la administración en su labor inspectora, bien en salud pública, o en ganadería. Este cambio genera nuevas formas de ejercicio profesional, veterinario clínico, de ADS, clínico de pequeños animales, veterinario de empresa, que conducen a una profesión actual activa y con grandes perspectivas de futuro. El veterinario se ofrece a la sociedad en plenitud, respondiendo a las nuevas exigencias que esta le demanda principalmente en lo referente a seguridad alimentaria y sanidad ambiental.

La actuación del colegio en estos años se resume en una defensa a ultranza de la veterinaria en sus distintas vertientes, considerando como bases fundamentales el respeto, la profesionalidad y la colaboración entre los distintos bloques profesionales, ejemplo de actuación en muchos casos como fue la lucha y erradicación de la Peste Porcina Africana, que demostró el camino a seguir de este colectivo siguiendo los criterios relatados anteriormente. Para lograr estos objetivos hemos desarrollado convenios con Diputación y Junta de Extremadura, prestando también asesoramiento y ayuda a las entidades locales que nos la han solicitado.

Cien años al servicio de la sanidad, fue el lema del centenario este es el concepto que tenemos de nuestra profesión, que ya en el siglo XIX es considerada como sanitaria junto a la de medicina y farmacia. No significa esto que renunciemos a otros campos de actuación, más bien todo lo contrario, pero considerando siempre como objetivo principal preservar a la población humana de enfermedades de origen animal.

Como colofón a estos cien años, se celebró el 29 de septiembre de 2006 en el Complejo Cultural San Francisco el acto de conmemorativo, a lo largo del cual se impusieron la insignia de oro de la veterinaria a los colegiados con más de 50 años de antigüedad en este provincial. A través de ellos se quiso rendir homenaje a esos veterinarios que ejercieron su actividad entre los años cuarenta y los noventa, héroes anónimos que suplieron la escasez de recursos técnicos con sacrificio, profesionalidad y abnegado esfuerzo, convirtiéndose en ejemplo y referencia para generaciones venideras. En el ámbito colegial, fueron excelentes compañeros, colaborando desinteresadamente en el desarrollo de esta institución con sus aportaciones incluida la económica, en una época en la que el dinero nunca sobraba.

Asimismo en este acto, se procedió a nombrar presidente de honor a D. Jesús Uson Gargallo, veterinario y director del Centro de Cirugía de Mínima Invasión, y a D. Diego Murillo Carrasco, Presidente de AMA, Mutua de los profesionales sanitarios, que siempre ha estado cercano a nosotros, prestándonos su apoyo cuando lo hemos necesitado. A D. Fernando Bravo Llano, como Colegiado de Honor tras 44 años de trabajo ininterrumpido de administrativo en este provincial.

En el año 2015, el Colegio de Veterinarios participó en la subasta pública de la antigua comisaría de la Policía Nacional de Cáceres, un edificio de más de 2000 metros construidos que se convertirá, en el año 2017, en la nueva sede colegial tras la reforma del edificio.

Esta es la síntesis de más de cien años de historia de esta institución. En el apartado colegial, esperamos se mantenga y refuerce la labor del Consejo General de Colegios, sin que ello suponga una rémora en el desarrollo de los Consejos Regionales y Colegios Provinciales, pues en esta España actual de las autonomías el papel vertebrador del consejo se antoja fundamental en el mantenimiento de una veterinaria unida y cohesionada. A nivel profesional, los veterinarios, además de seguir en el desarrollo de campos que tenemos perfectamente consolidados, como el de clínicos de pequeños animales, como sanitarios que somos debemos ocupar el espacio que nos demanda la sociedad, convirtiéndonos en auténticos garantes de la seguridad alimentaria, mediante el control integral de todas las etapas, desde la producción hasta el consumo, creando nuevas figuras como el veterinario de explotación, consolidando otras como el veterinario de ADS y aumentando nuestra participación en la labor inspectora, tanto en explotación ganadera como en Salud Pública, así como en la sanidad ambiental. Tendiendo en definitiva a la especialización que bien pudiera comenzar dentro del ámbito de Sistema Nacional de Salud por una primera especialidad denominada Veterinario Especialista en Salud Comunitaria.