Respuesta del Sr. Consejero a reivindicaciones de SIVEX

El consejero de Sanidad y Políticas SocialesJosé María Vergeles, ha dicho  que “no hay motivos para la alarma” en relación a la cobertura de sustituciones sanitarias en verano ni en la atención en los servicios de urgencias y centros de salud de pequeños municipios que ven aumentada su población.

El consejero ha hecho estas manifestaciones en relación a la petición Sindicato Independiente Veterinario de Extremadura (SIVEX) para que el SES cubra en las vacaciones las plazas de veterinarios y farmacéuticos de los Equipos de Atención Primaria y ha alertado de las “consecuencias” que puede tener en la sanidad pública no hacerlo, “fundamentalmente en las zonas rurales”.

Ha dicho que aunque “ha habido que trabajar mucho”, la cobertura del próximo verano no va ser diferente a otros e incluso estará por encima, además de señalar que en el caso de los veterinarios “es un trabajo muy programado y las consecuencias no son las mismas que cuando se trata de otros servicios”, ya que las inspecciones se pueden hacer acorde a las sustituciones.

Más info en AnimalsHealth.es

Vergeles realiza esta explicación después de que el Sindicato Independiente de Veterinarios de Extremadura hiciera público el día siete de junio el  problema que existe en la región por la falta de personal veterinario en el periodo de vacaciones, como figura en la noticia que aparece a continuación.

El Sindicato Independiente de Veterinarios de Extremadura (Sivex) considera necesario que se cubran las plazas de los veterinarios y farmacéuticos de los Equipos de Atención Primaria del Servicio Extremeño de Salud durante los periodos de vacaciones, según un comunicado lanzado por la organización.

Un argumento que proporcionan es que de esta forma no se aumentarían los riesgos de salud pública en la población, sobre todo en las zonas rurales. Además, también señalan desde este colectivo que es justo en esta época cuando se produce una mayor afluencia de visitantes a los pueblos, hay un aumento de los establecimientos alimentarios no permanentes, piscinas públicas y sube el número de sacrificios de animales de abasto en los mataderos locales.

Por otro lado, también explican que hay una mayor exposición a peligros biológicos y químicos ambientales que son los que se intentan minimizar desde la veterinaria de salud pública y farmacia de salud pública.

Más info en AnimalsHealth.es