Un caballo de hace 700.000 años: el genoma más antiguo hasta la fecha

Los caballos han ido de la mano del ser humano durante muchos milenios desde que comenzó el proceso de domesticación en las estepas de las actuales Ucrania, Rusia y Kazajstán. Desde entonces, su evolución ha sido paralela a la del hombre, ya que este ha ido seleccionando los caracteres que más le interesaban en función de la zona geográfica y el tipo de labor que quisiera desarrollar con ellos. Pero, además, el caballo es uno de los animales con un registro fósil más rico, por lo que también se ha convertido en uno de los mejores modelos de los procesos de evolución del reino animal. Un estudio genético recién publicado en la revista ‘Nature’ ha agitado el árbol evolutivo de estos animales que se tenía hasta la fecha.

Los autores han descifrado el genoma completo (aunque aún es un borrador con una calidad muy baja) de un caballo de hace 700.000 años a partir de un hueso encontrado en el permafrost de la provincia canadiense de Yukón. El logro científico supone el genoma más antiguo jamás secuenciado, ya que este ADN tiene como mínimo 500.000 años más que la secuencia de ADN que ostentaba el récord hasta ahora. “No se trata sólo de pequeños fragmentos, si no del genoma completo, los 32 pares de cromosomas de un organismo de hace más de 700.000 años”, explicó Ludovic Orlando, uno de los autores, en una teleconferencia para periodistas. “Retrasa sensiblemente el genoma más antiguo, que era el de un homínido arcaico que se publicó el año pasado y que databa de hace 70.000 años”, aseguró. De hecho, aquel homínido (llamado denisovano) fue descifrado por un equipo internacional dirigido por Svante Pääbo y con participación de científicos españoles.

Acceda a la noticia en ElMundo.es