Circular de la Junta de Gobierno del ICOV de Cáceres

La Junta de Gobierno del Ilustre Colegio Oficial de Veterinarios de Cáceres abordó, en la sesión celebrada el día 2 de abril, la situación económica en la que la crisis sanitaria del COVID-19 está sumiendo a las profesiones liberales en general y a la profesión veterinaria en particular.

Todos nos estamos viendo afectados por las consecuencias derivadas del necesario estado de alarma; la Junta de Gobierno es sensible ante esa realidad y consciente de que le corresponde la implementación de medidas que contribuyan a paliar las consecuencias económicas de este desastre sanitario, en especial para los colegiados más vulnerables económicamente.

Por este motivo, en la sesión del 2 de abril, se acordó por unanimidad elaborar un estudio sobre las repercusiones económicas que conllevan tanto la crisis del Coronavirus, como las disposiciones normativas que la misma está provocando de forma continuada, en el que se contará con la colaboración de colegiados de todos los sectores y sus representantes para conocer de primera mano la situación real que estamos atravesando y de ese modo elaborar un plan de acción más justo y equitativo.

Tras realizarse dicho estudio, le seguirá una propuesta de adopción de acuerdo para mitigar, en la medida de lo posible, los efectos económicos negativos generados del estado de alarma; se ponderará la concesión de ayudas a los colegiados en función de su situación económica, que se deberá justificar en forma y plazo a determinar para acogerse al acuerdo. Todo lo anterior, sin obviar que nuestras estructuras colegiales se mantienen en gran parte gracias a las cuotas que abonan cada uno de sus miembros.