OIE: Los sectores de la salud pública, la sanidad animal y la seguridad deben hablar al unísono sobre la necesidad de fortalecer los sistemas sanitarios

El mes pasado, la Conferencia Mundial de la OIE sobre la Reducción de las Amenazas Biológicas reunió a los representantes clave de los sectores de la sanidad y la seguridad. Esta conferencia de 3 días se centró en potenciar la colaboración y llegar a un consenso de acción para fortalecer la capacidad de los sistemas de salud pública y sanidad animal de prevenir, detectar y responder a todas las amenazas biológicas, tanto intencionadas como accidentales o naturales, en concreto en el origen animal de las enfermedades animales transmisibles al ser humano. Las recomendaciones extraídas de esta conferencia acaban de publicarse.

Paris, 11 de agosto de 2015 – En cualquier parte del mundo, los agentes patógenos de los animales, incluidos los que se transmiten al ser humano, pueden escapar de un laboratorio por accidente o ser utilizados como armas biológicas debido a su gran repercusión económica, sanitaria y social, así como a su bajo coste y su accesibilidad. La Conferencia Mundial de la OIE sobre la Reducción de las Amenazas Biológicas, llevada a cabo en colaboración con la Organización Mundial de la Salud (OMS), reunió a los representantes clave de las organizaciones internacionales y de los gobiernos nacionales para establecer qué acciones son prioritarias y decidir los mensajes comunes. Los participantes de los sectores de la salud pública, la sanidad animal, la salud de los ecosistemas y la seguridad fueron educadores, legisladores, responsables políticos, científicos, oficiales de seguridad, veterinarios y médicos.

El informe y las recomendaciones de la conferencia (respaldados por los participantes el jueves 2 de julio de 2015), pueden consultarse online.

Más información en oie.int