El Colegio de Veterinarios de Cáceres considera incomprensible y desproporcionado el acuerdo de la Gerencia de Salud de Plasencia de cesar al coordinador del Centro de Salud “Luis de Toro”

Desde el Colegio de Veterinarios de Cáceres queremos reconocer el ímprobo esfuerzo que está realizando el Servicio Extremeño de Salud, SES, en la gestión de la crisis del Coronavirus; asimismo somos conscientes de la existencia de un protocolo a seguir ante la concurrencia de determinadas circunstancias como puede ser la falta de medios materiales, no obstante en el ICOV de Cáceres lamentamos el cese del coordinador del Centro de Salud “Luis de Toro” de Plasencia como consecuencia del llamamiento a empresas y particulares a fin de que aportaran material sanitario.  

Nos encontramos ante una situación sanitaria excepcional, que en muchas ocasiones fuerza la ruptura de los cánones establecidos, especialmente si se da la circunstancia, como ocurre en esta ocasión, de desabastecimiento de material en un Centro de Salud que impiden el normal desenvolvimiento de sus funciones justo en el momento en el que más se requiere, si bien es cierto que ninguno de los operadores intervinientes en la Sanidad Extremeña puede ser tildado como responsable de dicho desabastecimiento, pues nos encontramos ante una situación extraordinaria. Este no es el momento adecuado para buscar responsabilidades, mucho menos de índole penal, ya que entendemos que los hechos no son merecedores de reproches, lo que es necesario es aunar esfuerzos y trabajar unidos para garantizar los resultados. 

No obstante, en el Colegio de Veterinarios de Cáceres consideramos que la falta de material del Centro de Salud de Plasencia es una causa totalmente justificable para dar la voz de alarma sobre el tema y pedir ayuda, como hizo el coordinador del Centro de Salud de Plasencia, especialmente si se cuenta con el respaldo de todos sus compañeros. De hecho, en este caso, el coordinador cesado únicamente ha actuado como un mero portavoz de la petición de todos los integrantes del Centro, con el único objetivo de paliar la situación y poder seguir trabajando con efectividad y seguridad para controlar las terribles consecuencias del coronavirus COVID-19 en el área de Plasencia, que es desgraciadamente uno de los principales focos de la enfermedad en Extremadura